Arrendamiento operativo

  • Arrendamiento operativo
  • Arrendamiento operativo
  • Arrendamiento operativo
  • Arrendamiento operativo

Un leasing operativo, o también conocido como arrendamiento operativo, es una de las mejores herramientas que una empresa puede tomar para permanecer en la cima de la curva de desarrollo. Con tantas novedades que se introducen al mercado (sobre todo en el campo tecnológico) y con la necesidad de las empresas por crecer, el leasing operativo surge como una solución financiera, con la cual se reducen costos y se evita asumir el riesgo de la propiedad.

El arrendamiento operativo se establece mediante un contrato que otorga el uso temporal de un bien al arrendatario, obligándose este último a pagar una renta periódica determinada con base en la tasa de interés, el plazo del contrato y el valor del activo. Cuando se llega al término de este contrato, el arrendatario tiene las siguientes opciones:

  • Adquirir la propiedad del bien, en cuyo caso, el precio de venta será determinado por el valor de mercado
  • Renovar el contrato de arrendamiento, actualizando sus productos tecnológicos
  • Ampliar el contrato de arrendamiento por un período adicional
  • Devolver los equipos a la arrendadora para su venta en el mercado secundario