Hiperconvergencia

Mar 02, 2018 Nuevos Productos
Hiperconvergencia

Al hablar de tecnología de la información, muchas veces nos cruzamos con este término: “hiperconvergencia”. Si bien resulta un poco intimidante, es fácil de comprender si uno se toma el tiempo de indagar un poco al respecto.

¿Qué es la hiperconvergencia? Esta palabra representa toda la combinación de componentes, tanto virtuales como físicos, de una infraestructura en particular. Estos componentes podrían ser los servidores, hardware de almacenamiento, redes, entre otros. Finalmente, se trata de un solo dispositivo controlado por un software.

El término aún es relativamente reciente y recién se está normalizando su uso. A mediados de 2015, la infraestructura hiperconvergente recién estaba empezando. Quienes, para ese entonces, ya la habían adoptado, representaban un pequeño porcentaje del total. Las estimaciones de los expertos apuntaban a que buena parte de las organizaciones grandes adoptarán este tipo de plataforma luego de unos dos años o más.

El prefijo “hiper” viene del término en inglés “hypervisor”: tecnología de virtualización. Lo que se espera con su uso es tener un sistema amplio y sencillo que ejecute eficientemente todas las aplicaciones. Los stacks de almacenamiento, servidores y virtualización están agrupados e integrados. Además, son totalmente visibles para el administrador.

Cada proveedor aborda su plataforma hiperconvergente de manera única y personalizada, pero el objetivo final siempre será el mismo: combinar recursos y plataformas para hacer el sistema más sencillo e integrado. A partir de ahí, viene la pregunta, ¿qué recursos están siendo combinados? Y, además, ¿cómo es que los proveedores de infraestructura hiperconvergente están cambiando y simplificando la tecnología?

Tomemos como ejemplo el centro de datos de una empresa grande. Este Data Center tendrá clusters de computación y varias matrices de almacenamiento. Tiene herramientas de back up, software del mismo, una plataforma de replicación y aceleradores WAN. La hiperconvergencia, por su lado, aprovecha el almacenamiento de conexión directa (DAS, por sus siglas en inglés) y también usa softwares para lograr combinar diferentes plataformas en una sola.

Una de las confusiones más comunes respecto al concepto de hiperconvergencia es que este significa tener servidores y almacenamiento en un mismo lugar. Esta es una idea errónea: la infraestructura hiperconvergente tiene como objetivo manejar la mayor cantidad posible de plataformas debajo de un mismo local, y el almacenamiento es solo una parte de ellas.

La hiperconvergencia, finalmente, es una nueva opción dentro de las tantas a las que pueden acceder los profesionales de las tecnologías de la información. Cada empresa debe evaluar los pros y contras de contar con esta tecnología y, tanto en la teoría como en la práctica, determinar si les resultará de utilidad.